Acid-Base

balance

El cuerpo humano constantemente produce ácidos como el ácido carbónico, en el contexto del consumo de alimentos y me­ta­bo­lis­mo como ácido láctico, ácidos grasos, ácido cetónico y ácido uri­na­rio. En más, está bien equipado con la habilidad de adjuntar su áci­do familiar. Nuestro cuerpo puede excrementar o amortiguar áci­dos. Los excrementos son realizados por los ri­ño­nes, la res­pi­ra­ción, el intestino o la piel. Depende de la constitución del cuerpo y de la cantidad de ácidos dados por medio de nuestros alimentos que el cuerpo pueda completamente lograr realizar los ex­cre­men­tos necesarios.

 

Inicialmente el cuerpo utiliza las bases libres para neutralizar los ácidos. Sin embargo, si estas bases ya no están disponibles en can­ti­da­des suficientes, los ácidos en el tejido conjuntivo y en los cartílagos, al principio están siendo intermedios e incrementados y finalmente almacenados. Uno utiliza sus propias reservas con el fin de ajustar la falta de material neutralizado. Utilizando nuestras pro­pias reservas significa la extracción de sales minerales como calcio de nuestros huesos, cartílagos y dientes. El resultado es la típica des­mi­ne­ra­li­za­ción por acidez. Las posibles consecuencias a largo plazo son una gran cantidad de enfermedades conocidas causadas por la civilización, como quejas de articulaciones (ar­tro­sis y artritis), ataques por gota y reumatismo de tejidos suaves, os­teo­po­ro­sis, dia­be­tes, gastritis, diarrea, colon irritado, quejas del corazón, ec­ze­mas, sobrepeso (bloqueando el metabolismo).

 

El exceso de admisión de ácido es un efecto de la nutrición de hoy en día. El balance de la base con el ácido en la nutrición de hoy usual­men­te es 80% de ácidos y 20% de bases y por ello está rec­ta­men­te en la relación inversa a las necesidades del cuerpo. Co­me­mos demasiado, demasiada grasa, demasiado dulce y co­me­mos mucha proteína animal. Por medio de arduo trabajo manual los áci­dos pueden ser sudados y exhalados hacia fuera. Pero la ac­ci­ón física de ese tipo falta en la mayor parte de nuestra vida mo­der­na. Un problema adicional es la escoria en el estómago e in­tes­ti­nos. Esta es una causa para el hecho que nuestra digestión sea in­su­fi­cien­te y por ellos no nos provea suficientes minerales para nues­tro cuerpo.

¿QUÉ PODEMOS HACER?

 

Remover la escoria por medio de la limpieza del intestino y ayuno puede ser una de las formas de liberar nuestro cuerpo; sin embargo úni­ca­men­te bajo el apropiado monitoreo médico.

 

Lo más importante es un cambio a conciencia y consistente de nuestros hábitos de nutrición a favor de una reforma de bases en nuestro cuer­po. Componentes de esta nueva nutrición deben ser: vegetales, leche muy fresca, papas, castañas, frutas maduras y te de hierbas. Es in­va­lu­able el uso de productos para construir la base con Base powder II (Polvo base II) por Herbamed, un suplemento dietético demostrado y ba­lan­ce­ado.

 

Cada mañana, durante 8 semanas, uno diluye una cucharadita de Base powder (Polvo base) en vaso grande agua y toma esta mezcla. Tomar su­fi­cien­tes durante la cura es muy importante para el lixiviado de los ácidos. De 2 a 3 meses es suficiente. Uno realmente puede lograr mucho pa­ra mantenerse saludable por poco dinero.

 

 

BASENPULVER II :

 

Bicarbonato de sodio

Carbonato de calcio

Citrato de magnesio

Citrato de potasio

Bicarbonato de potasio

Fosfato de hidrógeno de sodio

 

BASENPULVER III:

 

Carbonato de calcio

Bicarbonato de sodio

Bicarbonato de potasio

Fosfato de hidrógeno de sodio

*particularmente bueno para personas con sensibilidad estomacal

 

BASENPULVER PLUS:

 

Bicarbonato de sodio

Isomalt

Ácido cítrico

Carbonato de calcio

Citrato de magnesio

Citrato de potasio

Bicarbonato de potasio

Fosfato de hidrógeno de sodio

Aroma de naranja